S.T.E.L.A. (1.941 - 1.948)



Con el objetivo de hacer frente a la carencia de carburante durante la Segunda Guerra Mundial, la Société F.A.L. (Forges et Ateliers de Lyon), con sede en Villeurbanne (Rhône), presentó en 1941 un vehículo eléctrico denominado S.T.E.L.A.  (Service de la Traction Electrique Légère et Agricole).

El “STELA”, diseñado y construido íntegramente por el ingeniero Pascal, estaba construido sobre un bastidor de estructura tubular, con una carrocería aerodinámica y capacidad para 4 confortables plazas. Estaba equipado con un motor eléctrico central, cuyos acumuladores se situaban en la parte posterior del vehículo. Tenía una autonomía de 130 Km, y alcanzaba una velocidad máxima de 50 Km/k. El peso en vacío era de 2 toneladas, (1 tonelada para el vehículo y 1 tonelada para los acumuladores).

Durante la Segunda Guerra Mundial y hasta 1948, la mayor parte de los pocos “STELA” que se construyeron fueron utilizados como “fourgons de livraison” (furgonetas de reparto). Varios “STELA” fueron utilizados durante la ocupación nazi y posteriormente fueron utilizados como taxi por las calles de Lyon.

En la actualidad sobrevive sólo un ejemplar que sigue funcionando perfectamente. Tras reposar durante muchos años en el interior de un edificio, fue redescubierto por el historiador del automóvil Lucien Lorreille, y ahora se encuentra en un museo.