SERPOLLET (1889 - 1907)



Serpollet (1889 - 1900) ; Gardner-Serpollet (1900 - 1907)

Léon Serpollet fue uno de los pioneros en vehículos propulsados a vapor y contribuyó, de forma muy importante al desarrollo de los coches a vapor con su particular “Chaudière multitubulaire à vaporisation instantanée”, de 1888.

Su intención era la de conseguir sistemas de vapor que fueran de dimensiones razonables para que pudieran ser instalados en los vehículos particulares.

Todas sus investigaciones sedujeron a M. Larsonneau, el cual instaló a Léon Serpollet dentro de uno de sus talleres, en “27 rue des Cloys” de Montmartre, y fue así como la nueva “Société des Moteurs Serpollet Frères” empezó de inmediato la fabricación de generadores y motores de vapor.

En 1896, Serpollet utilizó un ingenio de queroseno y aceite de coco, con una doble bomba que facilitaba el empleo del vapor en los coches particulares.

En 1899, Serpollet puso a punto un motor de 5hp con 4 cilindros verticales. Pocos coches Serpollet se construyeron ese año, pero en 1900, con el soporte financiero de la ”Américain Frank Gardner”, pudo poner a la venta el ultimo modelo con cilindros opuestos horizontales en versiones de 5,8hp y 10hp. A partir de ese momento, los coches se conocen como “Gardner-Serpollet”.

León Serpollet participó en competiciones y se convirtió en el primer conductor de coche no eléctrico en superar el record de velocidad sobre tierra. El 13 de abril de 1902, su coche ovoide de vapor “Oeuf de Pâques” (Huevo de Pascua) alcanzó una velocidad de 75,06 millas por hora (unos 120 Km/h) en “Promenade des Anglais”, en Nice, Francia, superando el anterior record, en poder de Camille Jenatzy con su coche “La Jamais Contente”.

Los coches Serpollet finalizaron 3º, 4º, 5º y 6º en el “Circuit du Nord” en 1902. También preparó coches de 6 cilindros para las pruebas eliminatorias de la carrera “Gordon-Bennett” de 1904.

En los modelos de 1903 los depósitos de agua se situaron en la parte trasera siguiendo la moda del momento. Un año más tarde, la doble bomba, anteriormente accionada a mano, fue instalada en dos nuevos modelos de 15hp y 40hp. asistida por un motor auxiliar; El motor, al igual que la caldera volvieron a pasar a la parte delantera, y el condensador evolucionó en el “radiador”.

Más tarde se presentó un pequeño nuevo modelo comercial de 9hp, en el cual la alimentación del aceite se realizaba exclusivamente por presión. Estos coches, al igual que el 8 cilindros de 1905 fueron probablemente los más perfeccionados de todos los Gardner-Serpollet.

En 1906, la amenaza de los motores de gasolina y el hecho de que el motor y la caldera no estuvieran ubicados en la parte delantera, posiblemente no facilitaron las ventas. Un año más tarde, en 1907, Serpollet murió a causa de un cáncer y su coche con él.