PTV (Automóviles Utilitarios, S.A.) (1956 - 1961)



Fuentes : ausa.com  /  estadium.ya.com   /  la web de los microcoches  / Otros

UN POCO DE HISTORIA

Estamos ante una de las marcas de microcoches de mayor difusión en España junto con el Biscuter, el Goggomobil y la Isetta, así como ante uno de los más bonitos microcoches fabricados (en especial las versiones bicolor) y a diferencia de las tres marcas mencionadas anteriormente los únicos totalmente españoles.

La historia comienza con los vehículos que los hermanos Tachó (ver historia) habían desarrollado en 1950 (La Ballena) y 1953 (El Coca), pues bien a partir de este último se pensó en desarrollar un microcoche en serie para lo cual se fundó el 4 de Mayo de 1956 la empresa Automóviles Utilitarios, S.A. (AUSA) por Maurici Perramón, los hermanos Tachó; Antoni, Guillem y Josep (el pequeño), y Josep Vila (de la inicial de estos 3 apellidos surge la marca PTV).

El primer modelo presentado fue el PTV 250 un bonito descapotable de 2 plazas (2/3 según la publicidad de la época) con motor trasero monocilíndrico de 250 cc que con una potencia de 11 CV alcanzaba los 75 Km./hora. De este modelo hubo versiones con y sin puertas e incluso prototipos de furgonetas de motor trasero y delantero que con escasa producción al igual que ocurrió con el modelo PTV 400 que dotado de un potente motor bicilíndrico de dos tiempos con compresor e ingeniosas soluciones técnicas no se llegó a producir ya que su tardío desarrollo (1960) coincidió con el apogeo del "mata-micros", el Seat 600, cesando la producción de microcoches en el año 1961, lo cual no significó el fin de la empresa ya que con gran visión comercial habían desarrollado por el año 1961 una especie de triciclo volquete que daría lugar al famoso Dumper, actualmente AUSA es líder mundial en ese mercado y en el de las carretillas elevadoras de menos de 3 Tm.

En total se llegaron a fabricar 1.100 unidades (otras fuentes afirman que fueron 1.300 o 1.326) lo que sitúa a PTV con el cuarto microcoche de mas producción de los aquí mencionados (tras el Biscuter, el Goggomobil y la Isetta), con unos precios que oscilaban entre las 44.500 y las 55.000 Pesetas de la epoca, se comercializaron en toda España e incluso algunas unidades fueron exportadas a Portugal.

PTV 250 de 1956

Motor: monocilíndrico de dos tiempos en posición: trasera transversal. Diámetro x carrera: 66 x 72 mm. Cilindrada: 247 cc, Relación de compresión. 6,2:1, Alimentación: Carburador Tachó monocuerpo de 22 mm., Potencia: 11 CV a 4.500 rpm., Encendido por Bobina y ruptor. Acumulador de 12 v.130 amperios por dinamotor.

Transmisión: Tracción: trasera , Cambio: 3 velocidades y marcha atrás. Embrague por discos múltiples en baño de aceite.

Bastidor: Suspensión delantera: Independiente, con amortiguadores hidráulicos y suspensión trasera barra tipo Panhard, con amortiguadores hidráulicos. Frenos: Tambores en las cuatro ruedas por circuito hidráulico, Dirección: Tornillo y tuerca con ataque central, Ruedas: llantas de chapa de 12" y neumáticos de 400 x 12.

Carrocería:: Monocasco de chapa sobre bastidor tubular de acero, 2 plazas con depósito de combustible de 18 litros. Batalla: 1.800 mm., Vía delantera: 1.000 mm.,Vía trasera: 1.000 mm., Dimensiones (largo x ancho x alto): 2.950 x 1.320 x 1.250 mm., Peso: 330 kg.

Prestaciones y consumos: Velocidad máxima: 75 Km/h y consumo medio: 4,5 l/1100 km.

Fecha de presentación: 1956, época de fabricación: 1956-1961 y ejemplares construidos: 1.100. (según otras fuentes: 1.300 o 1.326)

PTV 400 de 1960

Motor: bicilíndrico de dos tiempos en posición: trasera transversal. Diámetro x carrera: 66 x 58 mm. Cilindrada: 396,83 cc, Compresión. 6,5:1, Alimentación: Carburador Tachó monocuerpo de 22 mm y compresor rotativo de dos lóbulos, Potencia: 19 CV a 4.500 rpm., Encendido por Bobina y ruptor. Acumulador de 12 v.130 amperios por dinamotor.

Transmisión: Tracción: trasera , Cambio: 4 velocidades y marcha atrás. Embrague por discos múltiples en baño de aceite.

Bastidor: Suspensión delantera: Independiente, con amortiguadores hidráulicos y suspensión trasera barra tipo Panhard, con amortiguadores hidráulicos. Frenos: Tambores en las cuatro ruedas por circuito hidráulico, Dirección: Tornillo y tuerca con ataque central, Ruedas: llantas de chapa de 12" y neumáticos de 520 x 12.

Carrocería:: Monocasco de chapa sobre bastidor tubular de acero, 2 plazas con depósito de combustible de 18 litros. Batalla: 1.940 mm., Vía delantera: 1.090 mm.,Vía trasera: 1.115 mm., Dimensiones (largo x ancho x alto): 3.260 x 1.380 x 1.170 mm., Peso: 470 kg.

Prestaciones y consumos: Velocidad máxima: 110 Km/h y consumo medio: 5 l/1100 km.

Fecha de presentación: 1960-61, época de fabricación: no se llegó a fabricar y ejemplares construidos: solo el prototipo.


CRONOLOGÍA

Perramon, Tachó y Vila (PTV) iniciaron en la década de los 50 una aventura que les llevó a fabricar uno de los microcoches de mayor difusión de la España de posguerra, el PTV 250.

El PTV tuvo una gran relevancia en la época. A pesar de ser un microcoche, no parecía un huevo o una zapatilla con ruedas como era lo habitual, era estéticamente y técnicamente superior a sus competidores.

1950

Los hermanos Tachó, con más ilusión que recursos, fabricaron durante sus horas libres un coche en su pequeño taller de reparación de automóviles de Manresa. El resultado fue un vehículo realmente bonito y elegante que consiguió, superando la burocracia de la época, ser matriculado. El primer prototipo fue llamado "ballena" (ver historia "Tachó").



1953

Los hermanos Tachó construyeron un segundo vehículo intentando simplificar el diseño al máximo. Denominado familiarmente "Coca" (ver historia "Tachó"), este vehículo también fue matriculado y recorrió muchos kilómetros de pruebas. El "coca" constituyó el camino hacia el PTV definitivo.



1956

Maurici Perramon, empresario y cliente habitual del taller de Tachó, confió en el proyecto y junto con Josep Vila, que ya había colaborado en la construcción del "Coca", formaron una sociedad anónima con los hermanos Tachó para producir en serie el PTV 250, versión más atractiva del "Coca". De esta manera nació Automóviles Utilitarios, S.A. (AUSA).

1956-1961

El PTV se comercializó por toda España. Empezaron a verse por todos lados, incluso en competiciones deportivas y en películas de la época. Era un vehículo rápido, sólido y fiable. Incluso se recibió una postal enviada desde Berlín en la que el feliz propietario describía las excelencias de su coche en ruta. Del PTV 250 se vendieron 1.100 unidades (según algunas fuentes: 1.300 o 1.326).



1961

Guillem Tachó construyó un prototipo que debía ser el sucesor natural del PTV 250, el PTV 400. Pero este impresionante modelo nunca llegó a comercializarse. La aparición del SEAT 600 acabó con la época del microcoche en España. AUSA fue el único fabricante que sobrevivió, su ilusión por la mecánica y su visión de futuro les llevó a adentrarse en un terreno desconocido en aquel momento, lanzaron un pequeño vehículo dotado de caja tipo volquete. Fue así como nació el famoso Dumper.