MCA (Monte Carlo Automobile) (1983 - 1994) (2008...)



El ingeniero industrial y piloto de coches de carreras y lanchas motoras, Fulvio María Ballabio, fundó en 1983 MCA (Monte Carlo Automobile).

En 1988, Monte Carlo Automobile quiso introducirse en el segmento de los coches deportivos de calle. Con ese objetivo y con la intención de conmemorar el centenario del “Automobile Club" de Mónaco, Ballabio, buscó la colaboración de otros entusiastas de los deportivos de lujo como, Pierre Godet, Marcel Zunino, el italiano Renato Giusti, el diseñador suizo de Fórmula 1 Guglielmo Bellasi e ingenieros del equipo de Formula 1 de Ferrari como Carlo Chiti y Pierluigi Corbari.

El resultado fue el primer coche producido enteramente en Mónaco. Se trataba de un coche diferente, de líneas suaves pero al mismo tiempo agresivas, en definitiva, un coche de carreras para todos los días.

El prototipo, denominado MCA Centenaire, fue fabricado en una fábrica de Fontvieille, y sus características principales eran su estructura de fibra de carbono y su motor de 12 cilindros.

El proyecto contó con el apoyo de la Princesa Stephanie y del Príncipe Alberto de Mónaco y fue presentado a la prensa internacional y a las autoridades monegascas en 1990.

En 1992, apareció una segunda versión denominada Centenaire GTB con carrocería tipo Coupe diseñada por Castagna. Inicialmente el coche tenía que estar equipado con un motor Lamborghini V12, pero el proyecto no prosperó y finalmente fue equipado con un motor diseñado por la empresa italiana “Motori Moderni Engines”. Este coche solo llegó a ser homologado para circular en Monte Carlo.

Más tarde apareció una tercera versión denominada Centenaire Beau Rivage, con carrocería tipo Targa.

La intención inicial era producir 100 ejemplares aunque al final en total sólo se llegaron a fabricar cinco, uno rojo, uno negro, uno blanco y dos azules, con carrocerías de tipo coupé y targa.

La división de competición de Monte Carlo Automobile se denominaba Monte Carlo Motorsport, y en ella participaron pilotos de renombre como Clay Regazzoni, Henri Pescarolo, Bruno Giacomelli, Arturo Merzario o Emilio de Villota.

Tras muchas dificultades, la marca fue cedida al grupo industrial ruso MIG (fabricante de los famosos aviones de caza). La marca cambió pues de nombre para llamarse MIG. En 1993, un coche denominado MIG H100 fue inscrito en las 24 horas de Le Mans pero no consiguió clasificarse para la carrera y el experimento acabó allí. El motor V12 “de la casa”, de 720 hp que alcanzaba los 350 Km/h, había sido reemplazado por un V12 Lamborghini de 3.5 litros con 2 turbos de 550cv.

Del MIG H100 sólo se llegaron a producir 2 unidades.

En 1994 Un MCA Centenaire con dorsal 81, fue el ganador de las 6 Horas de Vallelunga (Roma) con el motor Lamborghini.

En 1994, MCA fue recomprada por la empresa francesa Aixam-Mega (ver historia), que trató de continuar el espíritu del GTB desarrollando el Mega Monte Carlo, equipado con motor  V12 Mercedes de 394 hp (como el Zonda C12).



La resurrección

Durante años, Monte Carlo Motorsport seguió diseñando y fabricando coches para Monte Carlo Automobile, y, en 2005 la marca volvió a sus raíces con su participación en el “Top Marques Supercar Show” de Mónaco.

En 2008, Monte Carlo Automobile, en una recepción conmemorativa de su 25 aniversario, presentó el molde de un nuevo prototipo de coche al Príncipe Alberto II de Mónaco. Se trataba del ALA 50, un nuevo coche deportivo creado con motivo del 50 aniversario del Príncipe Alberto II. El prototipo presentado al Príncipe fue mostrado en el museo real de automóvil con otros vehículos históricos en la colección de familia Grimaldi.

El acontecimiento, que también incluyó una presentación sobre la historia de Monte Carlo Automobile y su visión de futuro, tuvo lugar en el famoso “Yacht Club“ de Mónaco.

Xeon International, una empresa europea de creación de valor de negocio establecida en Luxemburgo desde 2003, es la encargada de ayudar al equipo directivo de Monte Carlo Automobile en el desarrollo internacional y la puesta en marcha de la estrategia de marca. Según Giancarlo d'Elia, CFO de Xeon International, el modelo de negocio de Monte Carlo Automobile está basado en una capacidad de producción máxima de una docena de coches al año y un concepto de marca muy exclusivo.