GLÄSER (Gläser-Karosserie GmbH) (1.930 - 1.994)



La “Gläser-Karosserie GmbH“ fue una importante firma de carrocerías alemana, cuyo nombre es particularmente conocido por sus realizaciones de carrocerías tipo cabriolet.

En 1864, Carl Heinrich Gläser fundó un taller para la construcción de carruajes y trineos, ubicado en el número 6 de Str. Rampischen en la localidad alemana de Dresde.

A partir de 1865 y debido a la buena calidad de los chasis y carruajes que construía, recibió pedidos de las Reales Caballerizas y de la Real Oficina del Coronel de Dresde. Gläser recibía carruajes a medio terminar de otros artesanos y los tapizaba y pintaba. En 1898 se asoció con su proveedor Emil Friedrich August Heurer, que tenía un taller de forja y carruajes en Radeberg, cerca de Dresde.

A principios de los años 1930 y ya con la colaboración de Emil Heurer, la firma Gläser empezó a realizar carrocerías para automóviles. Inicialmente construía armazones de madera sobre los chasis de los coches y los cubría con planchas metálicas realizadas a mano.

A mediados de los años 1930, las carrocerías ya se realizaban completamente de acero. Poco a poco, los coches ya salían mejor terminados de las fábricas, ya que no todo el mundo se podía permitir un coche con la carrocería fabricada por un famoso carrocero. Los clientes encargaban a las fábricas los chasis motorizados, que luego, eran enviados directamente al carrocero que personalizaba la carrocería según los gustos de cada cliente. Gläser fabricaba todo tipo de carrocerías; Phaeton, Coupe, Landaulet, Limousine, Pullman y Convertibles.

Los dos hijos de Heuer, George y Erich, continuaron el negocio de su padre tras su muerte. George Heuer era el responsable del desarrollo de las carrocerías de los automóviles. George Heurer creó carrocerías abiertas en los años 1930 que se caracterizaban por sus líneas armónicas y su equilibrada simetría. Las realizaciones de la firma Gläser eran conocidas por la facilidad de manejo de sus mecanismos para los techos plegables y la firma poseía la propiedad de varias patentes.

Debido a la cancelación de un gran pedido de General Motors, la empresa Gläser atravesó serias dificultades financieras que provocaron que George Heurer se retirara en 1932, suicidándose posteriormente. A pesar de ello, la empresa siguió sus actividades.



Durante la Segunda Guerra Mundial, Gläser se vió obligada a colaborar en el esfuerzo de guerra fabricando piezas para el ejército. Dresde fue bombardeada los días 13 y 14 de febrero de 1945 y la fábrica de Gläser fue destruida casi totalmente.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial en la RDA, la compañía se convirtió finalmente en una empresa de propiedad estatal y se dedicó a la realización de carrocerías para firmas como DKW, IFA o Wartburg.

Finalmente en 1994, la compañía fue privatizada y siguió trabajando como proveedor de la industria automotriz con el nombre de "Karosseriewerke Dresden GmbH" (KWD).


Marcas carrozadas por la firma Gläser: Adler, Alfa Romeo, Aston Martin, Audi, Austro-Daimler, BMW,Bugatti, Buick, Cadillac, Chevrolet, Chrysler, Citroën, Dixi, Dux, Elite-Werke, Faun, Ford, Hanomag, Hansa (Borgward), Hispano-Suiza, Hudson, Horch, Isotta Fraschini, Lancia, Lincoln, Marmon, Maybach, Mercedes-Benz, Minerva, Nacke, NSU-Fiat, Opel, Packard, Pilot-Wagen AG, Presto, Protos, Röhr, Skoda, Steiger, Steyr, Stoewer y Wanderer.



Tras la guerra, Erich Heuer se trasladó a Ullersricht, Weiden, y allí construyó entre 100 y 250 carrocerías abiertas para el Porsche 356. También fabricó 16 carrocerías de aluminio para el legendario Porsche Tipo 540 "Roadster América". Sin embargo, hubo problemas y la producción cesó en noviembre de 1952.