BERKSHIRE - (1.904 - 1.912)



En 1904, la “Berkshire Automobile Company” de Pittsfield, Massachusetts, empezó a desarrollar su primer prototipo de automóvil. En marzo de 1905 la revista “The Horseless Age” publicaba que “Berkshire” había completado su primer coche de turismo, y que estaba equipado con un motor de cuatro cilindros que desarrollaba 30 hp.

La transmisión del coche “Berkshire” había sido diseñada para prevenir la rotura de sus engranajes y estaba patentada. En 1906 la gama ofrecía modelos equipados con motores de 24 hp y 35 hp, que se comercializaban al precio de 2.500 y 3.000 dólares respectivamente.

La transmisión patentada por “Berkshire” resultó ser un desastre para la empresa porque no funcionaba bien y se convirtió en un problema tan grave que la fábrica tuvo que cerrar en 1907 por falta de capital. Los propietarios declararon que la fábrica sólo se reabriría cuando fuera capaz de financiarse adecuadamente.

En 1909, la compañía lo intentó de nuevo. Fue reorganizada como “Berkshire Auto-Car Company”  y en 1910 construyó 30 automóviles. En 1912 se ofrecía una gama de vehículos equipados con motores de cuatro y seis cilindros, pero la compañía no acababa de funcionar. El 11 de enero de 1912 “The Automobile” publicaba que “Berkshire” había decidido trasladarse a Cambridge, Massachusetts, a una fábrica temporal, mientras se erigía un nuevo edificio. La realidad era que los activos de la compañía habían sido adquiridos por la “Belcher Engineering Company” ubicada en esa localidad. Al parecer sólo se fabricaron 3 coches más.