AEROCAR (André Morin) - (1.954)



Nacido en Francia en 1923, el ingeniero André Morin se apasionó por la tecnología a muy temprana edad. Cuando era tan sólo un adolescente ya realizaba planos de pequeños aviones que posteriormente vendía. Atraído por la aviación, estudió ingeniería y trabajó durante la guerra en un estudio de diseño de aviones. André Morin, diseñó en secreto, junto a un grupo de ingenieros, un hidroavión capaz de cruzar el Atlántico.

Tras la guerra, Morin permaneció en París y se dedicó plenamente a sus pasiones, la creación y el diseño. Morin siguió trabajando en proyectos diversos, entre los que cabe destacar el SCOOTAVIA, un proyecto de scooter futurista del que se hicieron poco más de 100 unidades.

En octubre de 1954, Albert Morin presentó en París, un proyecto de un pequeño coche descapotable, con capacidad para dos plazas con una carrocería muy aerodinámica construida con Duralonix-Aluminium, una aleación ligera de aluminio. El vehículo, denominado Aerocar, tenía tres ruedas, y unas aperturas delanteras para la entrada de aire. El parabrisas estaba dividido en dos y tenía una aleta central en la cola de la carrocería. La parrilla delantera, que unía los parachoques delanteros no era funcional porque el motor estaba situado en la parte trasera. Estaba equipado con un motor monocilíndrico Ydral de 2 tiempos y 125cc.

El Aerocar no necesitaba carné, y según los anuncios de la época se comercializaba en kit, siendo el cliente el que montaba el coche. No se sabe si llegó a tener clientes, ni si llegó a plasmar sus planos en algún prototipo.